Últimas noticias

Las últimas noticias y artículos de
Grupo Musarte

Por qué es importante la socialización en tiempos de pandemia

Por Grupo Musarte
10
la socialización en tiempos de pandemia

Después de muchos meses, los niños de infantil y primaria vuelven a la rutina que se vio interrumpida como consecuencia del coronavirus. La socialización en tiempos de pandemia es clave para estos niños que nos piden tan solo una cosa, vivir. En este sentido, desde el sector de la educación nos enfrentamos a todo tipo de ‘pruebas clave’ en las que hemos tenido que desarrollar estrategias que aúnen la seguridad y la salud, con una oferta atractiva para los más pequeños en la que puedan seguir aprendiendo y desarrollando sus habilidades sociales.

Hace una semana comenzábamos el curso académico en Grupo Musarte y hoy, en Andalucía, todos los niños de infantil y primaria han comenzado sus clases en el colegio. Nos parecía muy interesante hablar sobre la socialización en tiempos de pandemia y cómo esta afirmación se convierte en un tema crucial en estos momentos.

Podemos decir que el ser humano desde que nace es un ser social. Las personas estamos destinadas a vivir en un mundo en el que necesitamos la ayuda de los demás, la interacción con otros, para sentirnos parte de una comunidad. Tras el estado de alarma, este proceso de aprendizaje se vio truncado.

Pese a los miedos de padres y familias, creemos que se hace imprescindible continuar, aunque sea con restricciones y nuevos códigos en nuestra conducta. Somos emociones y recuerdos y, en tiempos de Covid, los niños se quedarán siempre con lo mejor que hayan vivido en medio de este caos. Necesitamos darles momentos de paz y felicidad para que continúen su desarrollo personal. Pero, ¿por qué es tan importante la socialización en tiempos de pandemia?

La clave de la socialización

Es el momento de poner a prueba las exigencias de seguridad de todo tipo de espacios, caracterizados por el continuo tránsito de personas. En Grupo Musarte teníamos claro que debíamos adaptarnos a esta ‘nueva normalidad’ cuanto antes, sin titubear un segundo. No hay que ver la pandemia desde la perspectiva más negativa -esa ya la conocemos todos-, sino desde la oportunidad para transformarse.

Nuestros niños llevaban desde el 13 de marzo confinados en sus casas. Fueron los primeros en experimentar las duras consecuencias del estado de alarma con el cierre de colegios, pero también los que más nos han demostrado su madurez y adaptación a los cambios. Han sabido adaptarse a esta situación incluso, a veces, mejor que los adultos. En el artículo anterior de esta sección hablamos de por qué es importante tener capacidad para adaptarse a los cambios.

Por este motivo, y porque no sabemos cuánto tiempo se alargará esta situación, la socialización en tiempos de pandemia se convierte en un elemento crucial para que nuestros hijos puedan continuar imaginando, creando, desarrollando sus capacidades y talentos. La vida no es una burbuja, los niños aprenden a relacionarse resolviendo sus propios conflictos, necesitan a sus ‘iguales’ para compartir experiencias.

Aunque queramos protegerles de tanta catástrofe, no debemos perder de vista que también es importante educarles sin miedos, sin dramas, en higiene y responsabilidad. De lo contrario, esto puede acabar repercutiendo en su estado de ánimo, generando ansiedad y conductas regresivas.

Socializar más allá de una pantalla

En defintiiva, la socialización en tiempos de pandemia puede realizarse, afortudamente ahora, más allá de una pantalla. Entendamos que la solución pasa por poner el foco en la vida y en las necesidades de nuestros hijos. Sus necesidades, como leíamos hace unos días, son igual de importantes que las de otros grupos de edad y debemos esforzarnos por entenderles y validar también sus emociones.

Escribe tu comentario